El objetivo de una empresa es ganar dinero

El objetivo de una empresa es ganar dinero

Una de las preguntas filosóficas que rondan el mundo del management es ¿cual es el objetivo de una empresa?. Se han dado varias respuestas y se han gastado más saliva en discusiones que en pegar sellos en el estado de Ohio durante toda su historia. Un resumen somero de todas las variables que puedes encontrar son estos.

  • Una empresa es una organización, institución, o industria, dedicada a actividades o persecución de fines económicos o comerciales, para satisfacer las necesidades de bienes y/o servicios de los demandantes, a la par de asegurar la continuidad de la estructura productivo-comercial así como sus necesarias inversiones. (Wikipedia)
  • Unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos. (RAE)
  • Empresa es todo esfuerzo organizado que se emprende con el propósito de generar riqueza, termino que incluye bienes y servicios.

Estas son las ideas que le suelen meter en la cabeza a cualquiera que haga un MBA, estudie empresariales o, a través de cursos, peloteos y méritos varios llega a dirección general. Es probable que por eso yo no esté en dirección general y a su vez, parte de los problemas que asedian a las empresas a día de hoy.

Os lo digo con la mano en el corazón y la otra en el móvil con el número de mi abogado preparado, si yo fuera el director general y alguien de mi equipo directivo me dice o me insinúa que el objetivo de la empresa es ganar dinero, será justo en ese momento en que estará buscando trabajar en otra.

Quizás sea un nihilista del management y me cuesta comulgar con ciertas verdades reveladas y soy muy consciente que una empresa sin ingresos tiene menos futuro que un licenciado en España, pero reducir a una simple fórmula de capital lo que es una empresa es algo que me molesta. Es como afirmar que el objetivo de una persona es respirar porque sino se muere, es cierto, pero no es todo lo que son. Las personas tienen un valor, una trascendencia que va más allá de su capacidad de inspirar y expirar, y lo mismo debería ser aplicable a las empresas.

Una empresa cuyo fin es generar dinero es una empresa sin alma, sin substancia, sin nada… no aporta valor (más allá del crematístico o de intercambio de bienes). Las empresas, como las personas, nos han de inspirar, han de tener objetivos más allá de los balances. ¿Porqué hacemos lo que hacemos?, ¿Que queremos cambiar?, ¿Cual es nuestra filosofía? Si no hay respuestas, o incluso peor, si hay respuestas prefabricadas, quizás la empresa sea rentable, pero tarde o temprano, esta empresa será como ese amigo molesto, gorrón, pesado, bocazas que le vamos perdonando su poco tacto porque es el tiene coche, pero que al final, lo acabamos olvidando y nunca, nunca, lo volvemos a llamar o contar con el.

Las empresas han de liderar, han de marcar el camino, han de dar ejemplo. A día de hoy son mucho más grandes que la economía de muchos países y están sometidas a procedimientos de democracia directa bastante más drásticos que los clásicos partidos, si no nos gusta no te compramos. Así que no, creo que no, el objetivo de una empresa no es ganar dinero, o al menos en esta generación.

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

1 Comment

  1. Pingback: Gracias

Leave a Comment

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>